Vivir con Sentido, Los Amantes de la Vida:

octubre 23, 2007 - 2 comentarios

“La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada”

José Ortega y Gasset

 

El vacío existencial es sin duda un mal de nuestra época, podemos atribuirlo a la perdida de instintos primarios, a la falta de valores de tradiciones que le dan un marco y un sostén para que cada ser humano se desarrolle.

Este vacío se manifiesta muchas veces enmascarado, con diferentes matices, como la depresión, la adicción, la violencia y el antididoto mas efectivo para esto es darle un sentido a nuestra vida…

El sentido de la vida es el significado de la existencia humana y la búsqueda de dicho sentido para el hombre.

Para encontrar este sentido no solo debemos tener una mirada retrospectiva e introspectiva sino también hacia el futuro es decir a los objetivos y metas del mañana.

“El hombre es hijo de su pasado, pero no esclavo de él y es además padre de su porvenir” Victor Frankl

Lo que no te mata…..

Una persona puede encontrar el sentido de la vida cuando tiene una misión que llevar adelante y en esas situaciones puede resistir cualquier adversidad, situación limite o extrema.

En los campos de concentración (Auschwitz) los prisioneros querían continuar con su vida , porque tenían tareas que llevar adelante fuera del campo, cuando para los 25 de diciembre se anunciaba que habría una liberación masiva, aún con la salud quebrantada muchos de ellos vivían, el 26 cuando no se había producido la liberación el campo era un tendal de muertos, cuando la esperanza se pierde…. baja el sistema inmunológico, bajan las defensas y cualquier virus gana la batalla.

La felicidad no esta al final del camino,… sino en cada cosa que se hace con sentido, por otra persona, por defender una causa, o por entregarnos a una tarea que consideramos valiosa, estos actos de nobleza, de generosidad, nos ayudan a madurar y a crecer y a ser cada vez mas HUMANOS.

El camino puede estar lleno de sufrimiento pero el dolor y la dificultad puede darle sentido a la vida, las peores crisis pueden tener sentido… Nietzche decía: quien tiene un para que, puede soportar casi cualquier como, quiere decir que si tengo algo verdaderamente fuerte en la vida voy a tratar de superar los obstáculos que me lo quieran impedir.

Los valores y las actitudes son los que dan sentido a la vida en una circunstancia adversa, estos nos dan la fuerza necesaria para seguir adelante.

El morir, el sufrir, el dolor… puede involucrar tener razones para luchar, para trabajar día a día y para amar mas!

Del cerebro al corazón 40 cm…

Al poner foco en las cosas que dan sentido a nuestra vida, surge el tema de pareja, si bien esta es importante, uno de los problemas es “absolutizarla”, no se puede cargar todo sobre la pareja, es un valor importante aunque no debería ser el único, entonces es importante tener valores sólidos, principios morales, una creencia, cosas que están por encima de los avatares de la vida.

Tampoco la lógica por si sola puede funcionar, el ser humano tiene que integrar los 40 cm que separan al corazón de la razón (cerebro).

Para darle sentido al sin sentido:

Watzlawick dice: “que lograr una meta es emprender un viaje para encontrarle un sentido a la vida… aprender de los errores”, yo agrego que cuando una persona sabe a donde va, todo el mundo se aparta para darle paso.

Un proceso terapéutico ayuda a encontrar el sentido y la misión de la vida, transformado el pasado e iluminando el futuro, esto significa ponernos en protagonistas, artífices de nuestros logros y de nuestra historia, de la felicidad y de nuestro propio destino, el sentido de la vida parte de la libertad responsable.

La vida tiene sentido aun en las situaciones mas difíciles, las cuales es necesario transformarlas en logros y triunfos personales.

Vivir es aprender de cada situación, feliz o infeliz, indefectiblemente pasaremos por ambas y si estamos preparados podemos aprender de ellas y crecer.

Todos tenemos que encontrar un sentido a nuestra vida, si esto no ocurre, las depresiones, las postergaciones y el dolor pueden apoderarse de nosotros.

Hay que aprender a capitalizar todas las experiencias vividas ya que para algo nos ocurrieron.

El vivir con sentido es encontrarle a la vida la misión que cada uno vino a cumplir, ese talento que nos hace únicos e irrepetibles, y que nos hace sentir vivos en cada instante, es ponerse de novio con la vida… buscarse un amante.

Un amante es “alguien” o “algo” y nos aparta del triste destino de durar. ¿Y qué es durar? Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar cómo viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia.
Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana. Termino este relato con una sugerencia; más que una sugerencia, una súplica: Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, sé tú también un amante y un protagonista… de la vida. Piensa que lo trágico no es morir; al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie.
Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto, y sin dudar, ¡búscate un amante…!La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental: “Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida”.

 

La Mujer Wendy…

septiembre 7, 2007 - Una respuesta

“¡Vuelvan conmigo a mi país! les rogó Peter Pan.
No se hagan nunca mayores” Peter Pan, cuento de J.M. Barrier

 

El nombre de Wendy lo encontramos en el cuento de Peter Pan, el cual narra la historia de un niño encantador, siempre joven que habita la tierra del nunca jamás, junto a èl protagonizan el cuento dos mujeres, Wendy, una niña real y un hada llamada Campanilla.

Wendy huye con Peter Pan, ya que tiene problemas en su casa, su estadía en la Tierra del Nunca Jamás, no es feliz, ya que sin querer se ve implicada haciendo cosas que no le gustan demasiado, como estar al cuidado de la casa de los niños perdidos y hacer trabajos de Madre, todo por estar al lado del hombre que ama porque èl se lo pide, así Peter Pan la amará….sus quejas son siempre suaves.

Siempre actuando como madre de Peter pan, ella se siente cerca, pero solo se autoengaña.

La otra mujer es Campanilla, que también esta enamorada de Peter Pan, pero no esta dispuesta a pagar el precio de perder su libertad para estar al lado de él.

Todas las mujeres tenemos porcentajes de estos dos personajes….así cuando el porcentaje de Wendy es mayor realizamos tareas de madre con la pareja, en vez de ser compañeras y esto hace sufrir mucho a la mujer ya que tiene que elegir entre el tradicional rol femenino o su propia libertad personal.

Adoptando el papel de Madre, la mujer evita crecer y asumir la responsabilidad de una relación adulta… claro que con Peter Pan… seria imposible!

Un dicho popular dice: “Nunca falta un roto para un descosido”. Así, existen quienes como en el cuento infantil, se hacen cargo de los pequeños (complejo de Wendy) y quienes en un afán de detener el tiempo y el futuro, no quieren crecer (complejo de Peter Pan).

Siempre que hay una Wendy tiene que haber necesariamente un Peter Pan cerca, el eterno adolescente.

Estos hombres, se resisten a adquirir las responsabilidades que conlleva la vida adulta, compartir un proyecto en común cuando uno se niegan a sacrificar los placeres de la juventud y esto puede hacer naufragar cualquier relación.

Son aparentes seguros de si mismos aunque necesitan una gran dosis de afecto y la necesidad de una Mujer que se lo pueda ofrecer… como una Madre….

La familia de Wendy esta compuesta de Padre, Madre, dos niños y una niña ella es Wendy, su Padre es un hombre inmaduro e infantil que manipula a su mujer para llevar a cabo sus egoístas fines, ante esto la madre de Wendy sigue la corriente a su marido adoptando papeles de niña buena y obediente, Wendy crece entre dos personas que juegan a ser adultas, y se ve obligada a reprimir su espíritu juvenil, así que cuando tiene la oportunidad de huir…la aprovecha sin pensar que es lo que necesita, y así se va con Peter Pan.

Las mujeres con complejo de Wendy, tienen una actitud similar y una personalidad con ciertas características comunes:
– Como hija ser madre de los propios hermanos me lleva a pensar en la responsabilidad de la madre de heredar a sus críos a los hijos mayores o a quien le ve más posibilidades para apoyarse en la crianza, sobretodo cuando las familias son numerosas.

El jugar un papel de hermana y madre al mismo tiempo, aumenta inconscientemente el nivel de responsabilidad de esa persona. En el caso de los hermanos, van introyectando una imagen de madre (quien delega la responsabilidad de la crianza a los hijos) y de la persona capaz de auxiliarle y servir como soporte en la resolución de conflictos. De manera inconsciente, la complementariedad en la elección en una pareja se da, por la atracción de opuestos. Una mujer solucionadora de conflictos y un hombre a quien le gusta la comodidad de dejar sus problemas en manos de alguien que los resuelva o le ayude. Sin embargo, no se necesita en la infancia haberse hecho cargo del cuidado de los hermanos para convertirse en Wendy, basta con tener una buena dosis de temor al abandono, para que salga el rol maternal y quedar atrapada.
Un elemento sumamente importante, es el ejercicio de la sexualidad  Tienen poca actividad y si alguna vez hubo una atracción de mucho romance y pasión, ¿lo dudo?, más bien mantienen un tipo de amor deserotizado y casi fraterno.

Tienen baja autoestima y el pensamiento constante de agradar a los demas, para ganarse el respeto.

Forman pareja con hombres inmaduros emocionalmente (Peter Pan), hombres que se caracterizan por no ser de fiar, y cuando los necesitan, desaparecen, son rebeldes y hacen del chantaje emocional su manera cotidiana de funcionar.

Pareciera ser una problemática irresoluble, sin embargo afortunadamente no lo es cuando ponemos en práctica lo siguiente:
– Hacer consciente la presencia de tener complejo de Wendy. Un indicador muy importante es estar consciente de que no se necesitan tener todas las características antes señaladas, sino sentir que se está cargando materialmente al otro y se tienen algunos de los síntomas antes señalados.
– Empezar a hacer responsable a Peter Pan de sus propias actividades y descargarse de las que “no te pertenecen”.
– En una relación de crecimiento y de equilibrio, puedes dar pero también recibir, eso sería más equitativo.

El perrito, la pantera y el mono

diciembre 20, 2006 - 2 comentarios

            Un señor va de cacería a África y se lleva a su perrito para no sentirse solo en ese lugar.
Un día ya, en la expedición, el perrito, correteando tras unas mariposas se aleja del grupo, se extravía y comienza a vagar solo por la selva.
En eso que ve a lo lejos que viene una pantera enorme a toda carrera. Al ver que la pantera se lo va a devorar, piensa rápido que hacer.
Viendo un montón de huesos de un animal muerto, empieza a mordisquearlos. Entonces, cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice:
            -¡Ah ¡, que rica pantera me acabo de comer
La pantera lo alcanza a escuchar y frenando en seco, gira y sale despavorida pensando: ¡Quien sabe que animal será ese, no me vaya a comer a mi también!
Un mono que andaba trepado en un árbol cercano y que había visto y oído la escena sale corriendo tras la pantera para contarle como la engañó el perrito:
-“Como puedes ser tan estúpida. Esos huesos ya estaban ahí, además es un simple perro”.
El perrito alcanza a darse cuenta del comentario que le hace el mono.
Después que el mono le contó a la pantera la historia de lo que vio, ésta última muy brava le dice al mono:
            -“¡Súbete a mi espalda, vamos donde ese perro a ver quien se come a quien!”.
Y salen corriendo a buscar al perrito. El perrito ve a lo lejos que viene nuevamente la pantera, y esta vez con el mono chismoso.
            -¿Y  ahora que hago?, piensa, todo asustado el perrito.
Entonces, en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto, y en cuanto la pantera está a punto de atacarlo de nuevo, el perrito dice:
            -“¡Este mono!, hace media hora que lo mandé a traerme otra pantera y todavía no aparece”.

            Moraleja: “En momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento”
Procura ser imaginativo como el perro, evita ser estúpido como la pantera, pero nunca seas tan chismoso como el mono

 

Nacimiento

diciembre 20, 2006 - Leave a Response

    No importa a qué religión adscriba cada uno de Ustedes (o a ninguna)…

    No importa qué edad tenga, o a qué se dediquen…

    No importa en qué país estén ahora los ojos que leen estas letras…

     Quiero desearles una verdadera Navidad Interna para este tiempo: porque todos nos estamos pariendo a nosotros mismos. Con esfuerzo. Con sufrimiento. Con gozo. Innegociablemente re-naciendo. Un nacimiento intencional, en el cual somos el niño, la partera y la parturienta… Y eso es, entre otras cosas, lo que la Navidad simboliza, más allá de todo credo (de hecho, es un mito presente en distintas culturas de la Humanidad…): que nuestra Esencia nazca libre, expresando nuestra verdadera identidad.

     Neruda dijo: “Pido permiso para nacer”. Tal vez poco permiso haya que pedir: simplemente pujar desde el pecho hacia afuera…

     Gracias por la confianza que me brindaron en este año. Gracias por el afecto. Espero poder transitar juntos, más allá de las fronteras, los caminos que ya están viniendo hacia nuestros pies.

     Abajo les comparto un poema. Que les acompañe en el caminar…

     Afectuosa y verdaderamente:

 

 

NACIMIENTO

Hoy volveré a nacer: pido permiso.

Permiso útero, permiso cordón prieto.

Permiso agua, placenta, oscuridades.

 

No podrá retenerme la tibieza

plácida y calma del vientre cobijante.

No podrán disuadirme las presiones

de este túnel de carne que hoy me puja.

Con decisión inequívoca y sagrada

determino nacer: me doy permiso.

 

Y aquí estoy, desnudo de corazas,

dispuesto a recibir besos y abrazos

(no la palmada que provoque el grito:

ya no permitiré que me golpeen.)

Parteros de quien vengo renaciendo,

miren quién soy: soy digno. Los recibo.

Miren quién soy: adultamente niño.

Miren quién soy: vengo a ofrecer mi entrega.

Miren quién soy: apenas si respiro,

pero, de pie, me yergo y me estremezco,

dándome a luz en mi realumbramiento.

Tengo coraje para empezar de nuevo:

fortalecido en mis fragilidades

lloro de dicha, de dolor… lloro de parto.

Lloro disculpas a quienes no me amaron,

por el maltrato, el frío, el abandono:

lloro la herida de todo lo llorable.

Y lloro de ternura y de alegría

por tanto recibido y encontrado:

lloro las gracias por el amor nutricio,

por la bondad de los que me ampararon.

Lloro de luz, y lloro de belleza

por poder llorar: lloro gozoso.

 

Bienvenida es vuestra bienvenida.

Sin más queja, dolido y reparado

por la caricia de este útero abrazante,

aquí estoy: recíbanme. Soy digno.

Me perdono y perdono a quien me hiriera.

Vengo a darles y a darme íntimamente

 una nueva ocasión de parimiento

a la vida que siempre mereciera.

Me la ofrezco y la tomo.  Me redimo.

 

Me doy permiso para sentirme digno,

sin más autoridad que mi Conciencia.

Bendito sea este Renacimiento.

La isla de los sentimientos

diciembre 17, 2006 - Una respuesta

Erase una vez…

Una isla donde habitaban todos los sentimientos: La alegría, la tristeza y muchos más, incluyendo el amor.

Un día, se les fue avisando a los moradores, que la isla se iba a hundir.

Todos los sentimientos se apresuraron a salir de la isla, se metieron en sus barcos y se preparaban a partir, pero el amor se quedó, porque se quería quedar un rato más con la isla que tanto amaba, antes de que se hundiese.

Cuando por fin, estaba ya casi ahogado, el amor comenzó a pedir ayuda.

En éso venía la riqueza y el amor dijo: Riqueza, llévame contigo!, -No puedo, hay mucho oro y plata en mi barco, no tengo espacio para ti dijo la riqueza.

El le pidió ayuda a la vanidad, que también venía pasando… Vanidad, por favor ayúdame!, -No te puedo ayudar, amor, tú estás todo mojado y vas a arruinar mi barco nuevo!

Entonces, el amor le pidió ayuda a la tristeza: Tristeza, me dejas ir contigo? Ay amor! Estoy tan triste que prefiero ir sola…

También pasó la alegría, pero ella estaba tan alegre que ni oyó al amor llamar.

Desesperado, el amor comenzó a llorar, ahí fue cuando una voz le llamó: Ven, amor, yo te llevo. Era un viejito, y el amor estaba tan feliz que se le olvidó preguntarle su nombre.

Al llegar a tierra firme, le preguntó a la sabiduría: Sabiduría, quién era el viejito que me trajo aquí?

La sabiduría respondió: Era el tiempo.

El tiempo? Pero por qué sólo el tiempo me quiso traer?

La sabiduría respondió: Porque sólo el tiempo es capaz de ayudar y entender al amor

 

Disposiciones para la vida Feliz

diciembre 2, 2006 - 4 comentarios


Sabemos que no hay fórmulas universales para la felicidad. Allí donde uno encuentra el paraíso, otro se siente en el infierno. Los filósofos y el buen sentido común, no obstante, han postulado algunas ideas para la buena vida. He aquí algunas de ellas.

 

-Tener siempre algo agradable por hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar. (Thomas Chalmers)

-Encontrar lo bueno de cada cosa.

-La serenidad. Remover los obstáculos que la perturban (estoicos, epicúreos). “La clase de felicidad que necesito es menos hacer lo que quiero que no hacer lo que no quiero”. (Rousseau)

-Moderar la imaginación (Gracián) Para ser feliz basta con muy poco. Hay personas que son desgraciadas por carecer de lo superfluo más que por faltarles lo necesario. “Más vale un dichoso en ojotas que un desgraciado en botines”. No tener expectativas descomunales.

-Desarrollar una gran riqueza interior. No esperar gran cosa de las otras personas y del exterior en general (Aristóteles). Llevado al extremo, este ideal de autonomía puede conducir a un feroz individualismo.

-Cierta capacidad de olvido, y con esto no se postula ser indiferente a nuestro sufrimiento ni al de los demás. (Nietzsche)

-Ser prevenido (sin exagerar). Contra la fragilidad, la naturaleza duplicó los miembros más importantes y de mayor riesgo.

-Dar

-Salirse de uno mismo, no cifrar toda preocupación en la propia individualidad. Una causa justa, un gesto solidario, la filosofía o el arte, que aumenta nuestra capacidad de compasión, son formas posibles para salirse de uno mismo.

-No apostar todas las fichas a un solo número (pareja, hijos, trabajo, etc)

-Encontrar el “sentido de la vida” en pequeños placeres.

Muñoz Redón (“Tomátelo con filosofía”) enumera los siguientes: “la felicidad es una cadencia de pequeños goces que se van alternando imperceptiblemente sin interrupción: el rato de pereza bajo las sábanas; la determinación del alud de agua caliente de la ducha; el gusto ácido y suave de la naranjada matinal; la parsimonia con que se despereza el gato; la quietud con que invariablemente me recibe el estudio o su fragancia de ceniza; la satisfacción de poder revolver libros arriba y abajo; el placer de una comida de vegetales; la voluptuosidad de algunas lecturas; el olor del detergente con el que friego los platos; la delectación de la conversación radiante y amable. Pequeños goces dispersos sin ningún centro conocido”.

-“La felicidad está en el ocio” (Aristóteles) Lo que no equivale a no hacer nada, sino a tener tiempo fuera de las obligaciones laborales.

-Ser virtuosos: justos, valientes, templados (no comprar placeres al precio de dolores), prudentes, generosos, dulces (ni iracundos ni demasiado complacientes), tolerantes, tener sentido del humor (Estoicos, Aristóteles)

-Aceptar que el sufrimiento -aún el más crudo- es parte de la vida. Sin él no existiría el placer.

-Tener amigos. “Sin amigos la vida sería un error”, escribe Aristóteles.

-Disfrutar del amor, en cualquiera de sus múltiples formas

-Disfrutar de la belleza (de un gato desperezándose, de una penumbra, de una sonrisa, de una obra de arte)

-Elegir la mayor cantidad posible de actividades que sean fines en sí mismas, y no medios. Ejemplo: la amistad y el amor son fines, el dinero es un medio.

-Ganar independencia por la moderación y el ahorro.

–Disfrutar de la comida.Cuidar la salud: comer bien, hacer ejercicio, realizar exámenes preventivos.

-Vivir reflexivamente. “Lo más fácil -dice Séneca- es seguir como ovejas a los que van adelante, sin entender adónde se va, viviendo más por imitación que por razón. El error es ocuparse de los detalles de la vida, y no del conjunto”.

-Comprendernos y comprender el mundo que nos rodea.

 

Su Nombre es Misericordia

diciembre 2, 2006 - Leave a Response

Kuan Yin Diosa de la Compasiòn y el Perdòn:

“No escatimes el perdón, es imposible caminar con tantas heridas abiertas”

 

Cuenta la historia que Kuan Yin era hija de un hombre un hombre rico, que decidió que todas sus hijas deberían casarse, pero ella solo quería ingresar en un templo donde poder orar, y brindar servicio a todo aquel que lo necesite, su padre le prohibió que fuera, sin embargo ella se retiro al templo, y allí comenzó su calvario.

Su padre pidió a los responsables del templo que le asignaran los peores trabajos, que ella con profundo amor realizaba, tal era la furia de su padre que mando a incendiar el templo, al ver el fuego ella con sus propias manos lo apago, sin lastimarse ni quemarse.

Su padre mando un verdugo para matarla, cuando este creyó que estaba muerta, su cuerpo intentaba recomponerse pero su conciencia se trasladaba al reino de los muertos, al ver la tristeza que reinaba allí, comenzó a cantar y se dio cuenta que ese no era el lugar donde ella quería estar, entonces se reintegro a su cuerpo retornando así a la vida.

Y decidió pasar el resto de su vida en una isla mas allá del océano cantando y rezando, ella quería ser el faro de amor para la humanidad.

Y cuenta la historia que ella esta allí dispuesta a brindar amor y consuelo a todo aquel que lo necesite, sin albergar rencor alguno contra nadie, perdonando y aliviando el dolor que produce la traición.

El sufrimiento, la angustia y la decepción son a veces tan profundos y nos provocan un estado que no da lugar a la compasión, sobre todo porque a veces quienes mas dolor nos causan son aquellos en quienes confiábamos, y de quienes mas lealtad esperábamos.

Ante el daño, el sufrimiento y la angustia, la única cura posible es el PERDON.

Cuando uno experimenta estos sentimientos inconscientemente desarrolla un odio viceral, que si no se asimila con el tiempo se va convirtiendo en rencor, esta emoción negativa repercute en nuestra salud física, mental y espiritual.

Perdonar sin duda nos hace bien, reconciliarse con los otros y con la vida tiene que ver con ponerse en lugar del otro y comprender, el perdonar es una virtud que todos en algún momento tenemos que trabajar.

El enojo, el rencor, el resentimiento son generadores de falta de amor, de frustración y enfermedad por el contrario perdonar nos lleva a un estado de bienestar físico y psíquico.

No sabemos cuales fueron las causas que llevo al otro a obrar de tal o cual manera, pero admitir que desconocemos las razones nos lleva a la comprensión.

Hay una frase que dice “perdonar es amar”, esto nos lleva a pensar que debemos amar a quien nos lastimo, pero en realidad quiere decir que perdonar es amarnos a nosotros mismos ya que el perdón concede libertad y calma.

Martin Luther King dijo: “el que es incapaz de perdonar es incapaz de amar”.

Cuando mas humildes seamos nos daremos cuenta que no hay una sola verdad sino muchas verdades y vamos a tener mas facilidad de aceptar la verdad del otro que puede no ser la nuestra.

La raíz de toda acción compasiva radica en la máxima “lo que tu no quieras, no lo quieras para los demás”.

Al escuchar al Dalai Lama sobre el concepto de compasión cambio mi manera de pensar, yo creí que la compasión era lo mismo que la empatia, sin embargo él destaco, que la compasión genuina genera un sentido de la responsabilidad espontánea que nos impele a actuar para aliviar el sufrimiento, a continuación sito los versos que su Santidad recita a diario:

Mientras perdure el espacio,

Mientras existan los seres sensibles;

Hasta ese mismo momento,

Yo también perduraré,

Y disiparé las desgracias del mundo

Kuan Yin es la que escucha los llantos del mundo, es la que escucha con empatia, aceptando a la persona y a sus sentimientos, sin mostrarse sentenciosa o a la defensiva, es la capacidad de escuchar y soportar el dolor, la rabia, y el sufrimiento ajeno.

Escuchar y contar implica correr un riesgo, es difícil ser testigo y escuchar con compasión sin verse involucrado personalmente en la historia, Kuan Yin es el arquetipo al que acudimos para poder escuchar y soportar nuestro propio dolor y el dolor de los demás y sentir misericordia por ellos.

Perdonar es recordar sin dolor, siempre quedará la duda acerca de la utilidad del olvido, si lo que hace el olvido es enterrar al pasado entonces, no sirve, ya que todo lo que se entierra genera una raíz de amargura y con el tiempo el rencor volverá a brotar de forma inexorable y volveremos a sufrir ese daño una y otra vez.

Cuando perdonamos hay un solo beneficiado nosotros mismos, y cuando pedimos perdón nosotros también somos beneficiados, podemos incluso perdonar a alguien que no existe y el beneficio será nuestro.

La imposibilidad de perdonar enferma, el perdonar es sanador, pero no es fácil, constituye un arduo trabajo que aprenderemos, seguramente a costa de muchos errores.

“A perdonar solo se aprende en la vida, cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho” Jacinto Benavente

 

Claudya V.Stigliano

 

 

 

 

A eso de Caerse y volverse a levantar

octubre 2, 2006 - Leave a Response

A eso de caer y volver a levantarse

De fracasar y volver a comenzar

De seguir un camino y tener que torcerlo

De encontrar el dolor y tener que afrontarlo

Llámale sabiduría

A eso de sentir la mano de Dios y saberte impotente

De fijarte una meta y tener que seguir otra

De huir de una prueba y tener que encontrarla

De planear un vuelo y tener que recortarlo

De aspirar y no poder, de querer y no saber,

De avanzar y no llegar,

A eso no lo llames castigo llámale enseñanza

A eso de pasar días juntos radiantes

Días felices y días tristes

Días de soledad y días de compañía

A eso no lo llames rutina,

Llámale experiencia…

A eso de que tus ojos miren

Y tus oídos oigan

Y tu cerebro funcione y tus manos trabajen

Y tu alma irradie y tu sensibilidad sienta

Y tu corazón ame

A eso no lo llames poder humano

Llámale milagro divino.

Esencia de Mujer

octubre 2, 2006 - 5 comentarios

 

“Esencia de Mujer”

Estamos en un momento histórico en donde no podemos negar bajo ningún pretexto,  nuestro inmenso potencial transformador de MUJERES. Afuera nos esperan centenares de problemas, dentro de cada una de nosotras, laten miles de soluciones el placer está precisamente en disfrutar de todo el trayecto, evitando atajos y negándonos a postergar placeres; el futuro no existe ni existirá jamás; de manera que tenemos que limitarnos a vivir plenamente el presente y disfrutar de todo el trayecto, pues la meta no está al final del camino, sino en cada paso que damos.

A lo largo de la historia en numerosas oportunidades no fuimos respetadas, en la antigüedad vivimos en colaboración con todos y con todo, esto prácticamente no existe hoy en día, mujeres contra hombres, hombres contra mujeres, y finalmente todos salimos perjudicados, todos perdimos, nadie ganó.

Hemos perdido nuestra forma de vincularnos, con nosotras mismas y con los hombres por eso es necesario que podamos recuperar nuestro poder personal, nuestro instinto, nuestra mujer.

Hay mujeres que han PASADO TODA SU VIDA PREPARÁNDOSE PARA VIVIR y, aún, no se han atrevido a hacerlo. A veces, hace falta romper las reglas de lo convencional y ser pioneras, pues si no hay una puerta de salida en la situación en que nos encontramos, rompamos la pared y sigamos adelante; recuerda que todo el Universo apoya a la mujer que está dispuesta a volar.

Este tiempo marca el advenimiento de una nueva mujer, ya no hace falta la mujer sumisa y miedosa, incapaz de decidir por ella misma; ya no se necesitan mujeres que no saben lo que quieren o que se resignan a cumplir un papel intrascendente en su vida, que se limitan a ser mamás, hasta cuando un día, los hijos se marchan de casa; entonces, queda evidente el sinsentido y la frustración que no figuraba en ninguna estadística; no es sólo la menopausia corporal lo que nos incomoda a determinada edad, sino el vacío existencial; el haber cedido siempre; el haber sido buena, como recomienda el sistema; es decir, sacrificando nuestros mejores sueños y reprimiendo lo que sentimos; es probable que de nada sirva ser buena, si no actuamos con inteligencia y valor.

Durante mucho tiempo la mujer se limitó a cumplir los roles que marca el modelo, el libreto estaba perfecto, tenía que estar hermosa, pero sólo por fuera, pues la inteligencia podría ser una interferencia; tenía que tener la casa limpia y la comida lista, no contradecir al esposo y limitarse a cuidar a los niños, renunciar a cualquier sueño personal, incluso a expresar sus ideas, también era recomendado prestar su cuerpo para el otro disfrute, aparentar sentir placer y nunca decir no; reprimirse siempre fue indicio de buena educación, lo importante era aparentar que se estaba bien, en especial cuando venían los invitados o se acompañaba al esposo a un acto social. Con el tiempo, aparecían tumores en los senos y quistes en los ovarios; la frigidez pasaba a ser natural y, en él, muchas veces la eyaculación precoz también; mas nadie hablaba del tema ni lo relacionaba con el estilo de vida; Mas no todo está perdido, en especial cuando la mujer está dispuesta a hacerse cargo de su vida Recuerda, no es suficiente ser buena; hace falta también actuar con inteligencia, con creatividad, con valor, es más, si ser buena supone ser reprimida y dejar de ser tú misma, deja de ser buena y comienza a vivir.

Por eso te propongo un espacio nuevo donde recuperemos nuestra verdadera esencia, nuestra “esencia de mujer” y escribamos esta historia nuevamente……